Wikia Cuentos de hadas
Advertisement
Grimm s fairy tales the master thief by benjaminpendragon-d7kog0o

El maestro ladrón es un cuento noruego recogido por Peter Christen Asbjørnsen y Jørgen MoeLos hermanos Grimm incluyeron una variante más corta como el cuento número 192 en sus cuentos de hadas. Es en el sistema Aarne-Thompson un cuento del tipo 1525A.

Argumento[]

Un pobre aldeano no tenía nada que dar a sus tres hijos, por lo que se dirigió con ellos a un cruce, donde cada hijo tomó un camino diferente. El más joven entró en un gran bosque, y una tormenta cayó, así que buscó refugio en una casa. La anciana que en ella vivía le advirtió que se trataba de una guarida de ladrones, pero aún así se quedó, y cuando llegaron los ladrones, les convenció para tenerlo como un sirviente.

Ellos lo pusieron a prueba haciéndolo robar un buey que un hombre había llevado al mercado a vender. Tomó un zapato con una hebilla de plata y lo dejó en el camino. El hombre lo vio y pensó que sería bueno si conseguía el otro, y se dispuso a ello. El muchacho tomó el otro zapato y corrió por el campo, para dejarlo en el camino otra vez. El hombre dejó a su buey y se volvió para encontrar al otro, y el muchacho se llevó el buey.

El hombre volvió a conseguir un segundo buey para venderlo, y los ladrones le dijeron al muchacho que si él lo robaba lo integrarían en la banda. El muchacho se ahorcó en el camino, y cuando el hombre pasó, corrió por el bosque para adelantársele y se colgó de nuevo de otro árbol solo para que el hombre lo viera, y luego una tercera vez, hasta que el hombre estaba medio convencido de que era cosa de brujería y se fue de nuevo a ver si los dos primeros cuerpos estaban todavía colgando, y el muchacho tomó al buey.

El hombre se fue por su tercer y último buey, y los ladrones dijeron que lo harían el líder de la banda si lo robaba. El muchacho hizo un sonido como un rugido de buey en el bosque, y el hombre, pensando que era uno de sus bueyes robados, corrió, dejando el tercero detrás, y el muchacho tomó este también.

Los ladrones no estaban satisfechos con su nuevo líder de la banda, por lo que todos lo dejaron. El muchacho regresó los bueyes a su dueño, se llevó todo el tesoro en la casa, y volvió con su padre.

Decidió casarse con la hija de un hacendado mercader y envió a su padre para pedirle su mano, diciéndole que le dijese al escudero que era un experto ladrón. El escudero se compromete a hacerlo si primero el hijo puede robar la carne del asador el domingo. El hijo atrapó tres liebres y las liberó cerca de la cocina del escudero, y la gente de allí, pensando que era una liebre, fue a cogerlo, y el hijo entró y robó el asado.

Cuando el maestro ladrón vino a reclamar su premio, el hacendado le pidió que demostrara su habilidad más allá, al jugar un truco al cura. El maestro ladrón, vestido como un ángel, convenció al sacerdote de que había venido para llevarlo al cielo. Pasó al cura sobre piedras y espinas y lo arrojó a la gallina de la casa, diciéndole que era el purgatorio, y luego se robó todo su tesoro.

El hacendado estaba contento, pero todavía retó al experto ladrón, diciéndole que robara doce caballos de su establo, con doce mozos en sus sillas de montar. El maestro ladrón se prepara y se disfrazó de una anciana para refugiarse en el establo, y cuando la noche se enfrió, se bebió el brandy que llevaba. Los hombres pidieron beber, y él les dio una bebida drogada que los puso a dormir, y robó los caballos.

Image 031

El escudero lo retó de nuevo, preguntando si podía robar un caballo mientras él lo montaba. El maestro ladrón dijo que podía, y se disfrazó como un anciano con un barril de aguamiel, y puso el dedo en el agujero, en lugar de una tapa. El escudero montó y le preguntó si él se vería en el bosque para asegurarse de que el maestro ladrón no se escondiese allí. El maestro ladrón dijo que no podía hacerlo, porque tenía que mantener el aguamiel para que no derrame, y el escudero tomó su lugar y le prestó su caballo para que lo buscara.

El escudero lo retó de nuevo, preguntando si podía robar la sábana de su cama mientras en ella estaban él y su esposa. El maestro ladrón hizo pasar un maniquí como un hombre y lo puso en la ventana, y el escudero le dio un tiro pensando que era el ladrón. El maestro ladrón lo dejó caer. Ante el temor de hablar, el hacendado fue a enterrarlo, y el ladrón, pretendiendo ser el escudero, toma las sabanas con el pretexto de que eran necesarias para limpiar la sangre.

El escudero decidió que tenía demasiado miedo de lo que el ladrón robaría, y dejó que se casase con su hija.

Variantes[]

La versión de los hermanos Grimm comienza con la llegada a casa del hijo, y el escudero (que en esta versión es un conde) le fija las tareas de robar los caballos del establo, las sábanas y el anillo de bodas de su esposa, y el cura y al oficinista de la iglesia como pruebas de su habilidad, o él sería colgado. El ladrón tiene éxito y abandona el país.

En otra versión, las tareas que se le dan al ladrón es robar un caballo, la sábana y el Parson y Sexton de la iglesia. Cuando ha tenido éxito, el conde le dice que si él cambia su oficio, lo convertirá en el gobernador de la ciudad. El ladrón está de acuerdo, prometiendo no volver a robar nada nuevo.

Adaptaciones[]

El maestro ladrón es uno de los cuentos de hadas contados en uno de los episodios de Simsala Grimm. En esta versión una joven mosa del duque la ayuda y termina escapando con él.

Aparece en American McGee's Grimm.

American McGee's Grimm

Advertisement